Juego de ingenio en el que tenemos que intentar acorralar al gato si queremos llevárnoslo a casa.